• Cachengue Magazine

¿QUIÉN AGUANTA MÁS SIN RESPIRAR?

El mundo podría deshacerse, Sofía Arriola.


Sofía tiene 26 años y nació en Mercedes el día de la visibilidad lésbica porque el signicante no perdona. Estudió abogacía en la Universidad de Buenos Aires y es maestranda en Género y Políticas Públicas por FLACSO.


Organizó ciclos de poesía como Feliz no cumpleaños, MAPPA y la Justa Poética Slam. Es cofundadora del espacio de activismo lésbico, memes y poesía: Lesbodramas. Este año publicó el libro de poemas El mundo podría deshacerse por la editorial de poesía contemporánea Elemento Disruptivo.


Una vez se quemó dentro del agua con un coral de fuego.



1. ¿Cuál fue tu última lectura?

Mi última lectura fue el libro El corazón del daño de María Negroni.


2. ¿Cuál es el libro que más veces leíste?

La poesía completa de Alejandra Pizarnik.


3. ¿Qué libro te recomendaron mucho e ignoraste?

Todos los libros de César Aira.


4. Para leer: ¿poesía o narrativa?

Narrativa.


5. Autorx favoritx

Michel Houellebecq.


6. ¿Qué obra te hubiese gustado escribir?

La palabra Laura de Anshi Morán.


7. Tu poema favorito.

"Ya no" de Idea Vilariño.


8. Tu poema favorito de El mundo podría deshacerse.

"Sobre los misterios".


9. Si el mundo se deshace pero podés salvar un objeto, ¿qué salvás?

Mi Santa Rita fucsia.


Selección de poemas de El mundo podría deshacerse.



Coral de fuego


No es posible hacer llamas

sobre un objeto mojado

mucho menos ver agua arder

cuando entra en contacto con el fuego

humedece el combustible, lo enfría, transforma.


Me creí parte del mar

hice de él un lugar seguro

que podía calmar mi esencia

tanto como para poner los ojos en el arrecife

convencida de lo inmutable.


La confrontación de elementos

tuvo como perdedor a su invencible

el día que el mar se transformó en ceniza.


-


A las flores de mi balcón


Muchas veces las regué a todas

sabiendo que era cuando no

tenía que hacerlo

por la mañana mientras el sol

hace un efecto de lupa sobre las hojas

no me importo quemarlas

que ya sea tarde para ustedes

lo hice cuando quise.

Iguale sus necesidades a las mías

cuando recién despertaba.


No quise ser mala, solo hago las cosas

mal.

Nunca sé cuándo voy a volver a casa

mucho menos cómo voy

a llegar para cuando el suelo ya esté frío.

Tenían razón quienes amé:

ni yo puedo confiar en mí si es de noche.



El mundo podría deshacerse está disponible en la página web de Elemento Disruptivo y en tu librería amicha.